Nuestra Historia

En 1984 un grupo de amigos soñaron con la idea de crear una nueva hermandad en la Semana Santa Alzireña. Para cumplir su sueño se pusieron en marcha y el 22 de diciembre de 1985, en el templo de San Juan Bautista, en un acto apadrinado por los consortes D. Bernardo Ballester Corts y Dña. Paqui Soler Ferrando, era bendecída la réplica del Santo Cáliz venerado en la Catedral de Valencia. Compuesto de copa y pie de ágata semiesféricos, unidos por una vara con nudo y asas y una guarnición de oro, con veintisiete perlas, dos rubies y dos esmeraldas, realizada por el orfebre Peris y Roca.

 

La Hermandad dispone de capilla, la primera a mano izquierda entrando al templo de San Juan Bautista por la calle Piletes.

Los actos con carácter anual que la Hermandad celebra son el traslado procesional que tiene lugar el Martes Santo y el Sábado Santo celebra la Pascua con la salida de la banda de tambores recorriendo las calles de la ciudad.

 

Constituye el elemento principal de la insignia el Santo Cáliz de la Santa Cena venerado en la Iglesia Catedral de Valencia, al que inicialmente se incorporaba la Sagrada Hostia Consagrada; en la actualidad se han añadido diversos elementos circundando la reliquia Eucarística, tal como racimos de uva, espigas de trigo y potencias irradiadas.